La Dama de Trapos

En un pequeño taller de costura, repleto de infinitas telas, retales y costuras sin terminar, trabajaba sin parar una costurera. Un día cualquiera, todas las telas comenzaron a abrazarla trenzándose en su cuerpo y, convirtiéndola en la Dama de Trapos. De ella nacieron maravillosos y enigmáticos seres; monstruos, hadas, duendes y troles… todos ellos con un don circense; trapecio, malabares, acrobacia y contorsión, para disfrutarlo en cada uno de sus viajes.

Descarga del dossier completo

Ficha técnica: versión estática e itinerante de calle.